Botox Clinica Setton

DESCRIPCIÓN

Botox es un procedimiento cosmético muy popular. Originalmente conocida como la Toxina Botulínica, se utilizó inicialmente para tratar espasmos musculares, ya que actúa relajando el musculo y evitando la contracción. Hace apenas unos años, los médicos también descubrieron que esta toxina mágica es muy eficaz para suavizar las líneas de expresión y/o arrugas.

PROCEDIMIENTO

Un procedimiento de Botox no toma más de 30 minutos. El médico lo puede realizar en su oficina con anestesia local tópica (o colocando hielo para adormecer el área) para aliviar el dolor de las inyecciones. La duración del procedimiento depende de cuántas áreas serán tratados. Los pacientes pueden volver a sus actividades normales inmediatamente después del procedimiento.

Los resultados se visualizan entre el 3ro y el 7mo día post tratamiento y la duración puede variar entre un paciente y otro, entre 5 a 6 meses.

RECUPERACIÓN

Prácticamente no hay tiempo de inactividad cuando se trata de Botox. Después del tratamiento pueden haber pequeños puntos rojos visibles en la piel, que son los sitios de punción, y ocasionalmente algunos moretones que van a durar los primeros días. Además puede sentir una ligera sensibilidad al tacto en las áreas que se tratan.

El médico puede recomendar el uso de compresas frías, si tiene dolor o hinchazón. 
Hay un riesgo bastante bajo de infección con este tipo de procedimiento, si se hace por un profesional calificado. En una pequeña cantidad de casos, los pacientes han informado de padecer dolores de cabeza leves, pero estos efectos deben desaparecer después de un corto período de tiempo. Si le da fiebre o si tiene dolor prolongado contacte a su doctor de inmediato.

Se recomienda no tocar o masajear el área en las primeras horas post tratamiento y no recostarse en las dos horas siguientes, si desea descansar hacerlo boca arriba semi sentado con la cabeza elevada.